Devoción / Patti Smith

Devoción / Patti Smith

 LUMEN

Patti Smith vuelve a las librerías con un libro en el que ofrece una perspectiva inusualmente poética y mística del misterio de la creación literaria.

Estamos en la habitación de un hotel de París. Patti Smith acaba de llegar e intenta conciliar el sueño, pero de repente se despierta, y la imagen de una joven patinadora en el televisor la emociona, la anima a tomar el lápiz y empezar a escribir. Arranca así un viaje a través de las palabras, y esa criatura que antes se deslizaba por el hielo tiene ahora un nombre, una casa y una historia propia, que gira peligrosamente alrededor de una obsesión.

Los gestos de la patinadora acompañan a Patti Smith en sus paseos por las calles parisinas, en los bares de la capital, en el jardín de la editorial Gallimard -donde descansan los fantasmas de tantos escritores queridos-, en sus viajes en tren hacia el sur de Francia y la casa de Camus. Poco a poco, lo que antes era un borrador se convierte en un texto hermoso, Devoción, el último y sorprendente libro de uno de los íconos de nuestro tiempo.

«¿Por qué escribimos? Porque no podemos limitarnos a vivir.»
Patti Smith

«Pasa algo insólito con Devoción: es tan corto que lo lees de una sentada, pero resulta tan provocador que quieres volver a leerlo.»
Suzy Feay, The Financial Times

 

contenidos relacionados

SARA GALLARDO / Sara y las Saras 2019 GF #20 (2018)

SARA GALLARDO / Sara y las Saras

Sara, la sin tiempo. Escribe en un jardín, dice que es su maestro. Y no miente, sus palabras son botánicas. Lo obvio, lo humano, la aburría. Su original manejo del lenguaje; su displicente decir literario; su poética desparramada como falsos accidentes en la narrativa; su humor oscuro, traicionero; su jardín, el maestro.
Seguir leyendo
AMALIA SATO /  Las palabras y las cosas 2019 GF #20 (2018)

AMALIA SATO / Las palabras y las cosas

Amalia Sato se considera traductora, docente, abuela. Omite decir que: en cuanto traductora, es además una intérprete oportuna de las intenciones artísticas y literarias de otros; en tanto docente, de cada reunión uno se lleva consigo una idea nueva (como tirarse el IChing y apoyarle la copa de vino arriba mientras se sigue conversando de viajes y películas); y como abuela, si es tan pedagógica, brillante y lúdica como cuando practica kamishibai, entonces es la tutora y cómplice perfecta.
Seguir leyendo
   PORFOLIO: Marie Baudet 2019 GF #20 (2018)

PORFOLIO: Marie Baudet

 Las ilustraciones de esta artista francesa podrían ser las de aquellos cuentos de la infancia de quienes nacimos en los ochenta. Hay muchas familias (Álbum de familia), algunos no tienen ojos, nariz ni boca. Están presentes, pero no se los puede identificar del todo. Hay besos, abrazos, cuerpos que se entrelazan (Historias de amor)
Marie Baudet nació en La Rochelle y ahora vive en París. Es una graduada de la escuela de cine y también estudió Diseño Gráfico en Gobelins.
El realismo implícito de sus creaciones sin rostro nos sumerge en una nostalgia feliz y despierta nuestras emociones. Estas obras, con sus detalles profusos y precisos, realmente nos llevan de viaje.

www.hyperbaudet.com
Seguir leyendo
PORFOLIO: CARLOS BOSCH 2018 GF #20 (2018)

PORFOLIO: CARLOS BOSCH



 
FotógrafoArgentina, 1945
¿Se puede resumir el trabajo de Carlos Bosch? Para empezar, podríamos decir que tiene 73 años pero muchísimas vidas: es antropólogo, artista plástico y fotoperiodista. Fue editor de imagen del icónico diario Noticias, donde compartió redacción con  Juan Gelman, Rodolfo Walsh y Paco Urondo. Se exilió a España donde se infiltró entre los fascistas durante tres años e hizo un fotoreportaje demencial. En Barcelona registró la primera manifestación del orgullo gay. Estuvo en Afganistán, en Nicaragua y el Líbano. Hizo reportajes en encuentros clandestinos con ETA. Osvaldo Soriano, de quien hizo retratos inéditos, se instalaba en su casa en Barcelona cuando quería escribir tranquilo. Retrató a Juan Gelman, al rey Juan Carlos haciendo monerías y fue uno de los últimos que fotografió a Julio Cortázar antes de morir. Vivió 20 años en una granja perdida en Luxemburgo donde tuvo una hija y se convirtió en el primer hombre de allí en recibir un subsidio por maternidad. A fines de 2007, como un perfecto anónimo, volvió a Buenos Aires para contarlo todo.
 
Seguir leyendo