OPERA PRIMA DE JOAQUIN CAMBRE

OPERA PRIMA DE JOAQUIN CAMBRE

 Un viaje a la luna


“¿Por qué la gente dice que el sol se esconde? ¿Tan difícil es entender que somos nosotros los que nos movemos? Supongo que es más fácil pensar que la vida es un satélite y que nosotros somos el centro del universo. Nosotros giramos y la tierra gira y, a medida que gira, avanza el tiempo. Pero, ¿qué es el tiempo? Una hora, un día, un año. Al final, todo da igual. Pueden pasar diez años y yo siento que estoy en el mismo lugar. Si todo en el universo se quedara quieto: yo, el tiempo, los planetas y hasta el insecto más chiquito, el tiempo ¿pasaría igual? Al final, sólo somos un punto en el espacio. Sólo hay que saber flotar”,
dice la voz en off de Tomás, protagonista de Un viaje a la luna,
al comienzo y al final de la película.


En marzo de 2018 Joaquín Cambre estrena en Buenos Aires su primer largometraje: Un viaje a la luna. La película, que ya festivaleó en Londres (Raindance Film Fest), está protagonizada por Ángelo Mutti Spinetta (Tomás) y tiene un elenco más que interesante: Leticia Brédice (madre), Germán Palacios (padre), Luis Machín (psiquiatra), Ángela Torres (Iris).
La profundidad de la mirada del nieto de Spinetta emociona, lo mismo que su belleza y cierta expresión melancólica y perturbada, que lo convierten en una revelación. Por momentos, Cambre nos deja espiar qué miran esos ojos, incluso qué siente ese adolescente en aquel momento clave de su vida. Gracias a estas concesiones, los espectadores podemos disfrutar de un poco de fantasía, eso que ilumina cualquier historia. La fotografía es hermosa, lo mismo que la música, a cargo de dos amigos de Joaquín, Emilio Haro y Gabriel Barredo. Sin embargo, esta no es una feel good movie. Sucede algo que incomoda y deja entrever el lado oscuro de un tema que a Cambre le apasiona y que ha sabido desarrollar maravillosamente, a través de el protagonista de su ópera prima, sin ningún cliché.

¿Cómo surgió la idea de Un viaje a la luna?
En el 2014 me apareció la idea de un adolescente que quería viajar a la luna. Es bipolar, está medicado, está fascinado por la luna, por los astronautas, tiene que dar un examen para pasar de año, está presionado por la familia, se enamora platónicamente de una chica más grande, deja de tomar la medicación y empieza a delirar este viaje a la luna como algo serio, hasta construye una nave en su cuarto. Nadie entiende bien qué está haciendo. La película se va transformando: de un film indie de adolescentes a algo más demente, porque empezás a meterte en el mundo de él. Para mi es oscura, pero no está filmada oscuramente, y la gente que la vio se da cuenta de que no es tan fácil, porque este personaje, que lo amás enseguida, tiene un lado oscuro. Pero la película no termina con su lado oscuro, que es lo que pasa en Hollywood, lo oscuro se termina. Lo lindo es que hay un crecimiento, pero la locura sigue. La locura no puede ser frenada y es muy castigada. Es el tema que me más me interesa.

¿Es el tema de tu película?
Sí. La adolescencia es el paño.

¿Cómo te conectaste con esta cuestión?
Soy una persona muy estructurada, me gustaría ser más loco (ríe). Tengo un muy amigo internado en un hospital público. Es esquizofrénico. Gracias a él construí bastante el personaje, pero sin ninguna intención moral o de dar alguna explicación. Por otro lado, la adolescencia es una época siempre crítica, vertiginosa y creo que cambia los paradigmas de tu vida. Por mi parte, ahí decidí que quería ser director de cine.

¿Cómo fue el casting para conseguir al protagonista?
Espectacular. Fueron 4 meses y medio de casting buscando un pibe. Los actores de esa edad mutan, los entrevistás en enero y en septiembre ya son señores. Buscaba a alguien muy especial, que me enamorara. Encontré una gema. Después de tres meses y medio seleccioné cinco, y estuvimos un día entero de call-back trabajando con ellos. Y ese día me agregaron dos pibes más, eran los nietos de Spinetta. Me intrigó, obvio quise verlos. Al final llegaron con Nahuel, el papá. Primero hizo el casting Benicio, el más chico, y nos dejó helados. Actuó una escena sobre alguien que odiaba en el colegio. Queríamos verlo sacado. Porque la primera hora de la peli el pibe cuenta con la cara, pero después necesitábamos un sacado. Cuando le tocó el turno a Ángelo, fue todavía mejor. Me di vuelta y lloraban todas las personas que me acompañaban en el casting. Quisimos firmar ya, incluso él nos pidió filmar en enero porque estaba de vacaciones. Y fue así. Ángelo es espectacular. En la película está genial y pegó mucha onda con Ángela Torres, son muy amigos, terminaban de rodar y se iban juntos a una quinta que ella había alquilado para el verano. Estaban como enamorados. Les re sirvió a los dos. Cuando empezó la película él era un pibito, cuando terminó era un chabón: quería estudiar cine, teatro. Se definió como actor. Y fue muy retroactivo eso, porque después de la película empecé a querer mucho más a los actores, a partir de esta experiencia. Son muy sensibles y uno que está ahí para hacer la película, a veces perdés todo tipo de sensibilidad.

¿Qué te da el cine en tu vida?
La libertad de tener expectativas y de poder saber que el mundo es tuyo, que el mundo lo construye uno con sus herramientas. Una apertura.
 

contenidos relacionados

SARA GALLARDO / Sara y las Saras 2019 GF #20 (2018)

SARA GALLARDO / Sara y las Saras

Sara, la sin tiempo. Escribe en un jardín, dice que es su maestro. Y no miente, sus palabras son botánicas. Lo obvio, lo humano, la aburría. Su original manejo del lenguaje; su displicente decir literario; su poética desparramada como falsos accidentes en la narrativa; su humor oscuro, traicionero; su jardín, el maestro.
Seguir leyendo
AMALIA SATO /  Las palabras y las cosas 2019 GF #20 (2018)

AMALIA SATO / Las palabras y las cosas

Amalia Sato se considera traductora, docente, abuela. Omite decir que: en cuanto traductora, es además una intérprete oportuna de las intenciones artísticas y literarias de otros; en tanto docente, de cada reunión uno se lleva consigo una idea nueva (como tirarse el IChing y apoyarle la copa de vino arriba mientras se sigue conversando de viajes y películas); y como abuela, si es tan pedagógica, brillante y lúdica como cuando practica kamishibai, entonces es la tutora y cómplice perfecta.
Seguir leyendo
   PORFOLIO: Marie Baudet 2019 GF #20 (2018)

PORFOLIO: Marie Baudet

 Las ilustraciones de esta artista francesa podrían ser las de aquellos cuentos de la infancia de quienes nacimos en los ochenta. Hay muchas familias (Álbum de familia), algunos no tienen ojos, nariz ni boca. Están presentes, pero no se los puede identificar del todo. Hay besos, abrazos, cuerpos que se entrelazan (Historias de amor)
Marie Baudet nació en La Rochelle y ahora vive en París. Es una graduada de la escuela de cine y también estudió Diseño Gráfico en Gobelins.
El realismo implícito de sus creaciones sin rostro nos sumerge en una nostalgia feliz y despierta nuestras emociones. Estas obras, con sus detalles profusos y precisos, realmente nos llevan de viaje.

www.hyperbaudet.com
Seguir leyendo