ENTREVISTA: ANDY GOLDSTEIN

ENTREVISTA: ANDY GOLDSTEIN

T+F/ AGUSTINA FERNANDEZ

El fotógrafo de las metáforas


Su precoz interés en la fotografía y esa atracción que le generó durante toda su vida, incluso en épocas en las que portar una cámara en la Argentina era motivo de arresto, hicieron de él una gran fuente de saber. Generoso, lo comparte desde 1975 en la escuela de fotografía que lleva su nombre, creada a partir de un sistema de enseñanza basado en el juego y la creatividad.
 

El 20 de junio de 1973, Andy Goldstein había ido a Ezeiza a registrar la vuelta de Perón a la Argentina tras un exilio de 18 años, con un grupo de alumnos de un taller de fotografía que dictaba. Al principio, el clima era de fiesta, la gente llegaba en colectivos, con bombos y pancartas, y ellos -los amateurs, sus alumnos- estaban contentos también porque habían conseguido un lugar privilegiado para las tomas, justo en el palco donde hablaría el entonces líder político. Sin embargo, aquello que iba a ser una fiesta popular, de un momento para otro se convirtió en lo hoy que conocemos como "La masacre de Ezeiza".
"Se empezó a oír el silbido de los disparos -recuerda Andy, sentado en la mesa de su departamento de la Avenida Libertador, a 45 años de aquel episodio-. Y la salida se volvió una aventura peligrosa". Sus fotos de aquel día, publicadas recientemente en un hermoso libro titulado Andy Goldstein. Inventarios. Fotografías 1973-2012 (Edhasa), lo cuentan a su manera: los descamisados llegan en micros, el espíritu es de cancha; un hombre tiene una foto de Perón en su casco, hay fanatismo; otro retrato, la mirada de éste hombre dice sutilmente que algo anda mal; siguiente foto: gente trepada a los árboles, las caras de dos mujeres levemente inclinadas hacia la cámara, denotan inseguridad; foto final: ya es de noche, una ruta repleta de residuos y cinco personas perplejas, cuatro con cámaras en sus manos. Las obras de Andy Goldstein no nos cuentan qué pasó, pero sí que fue algo terrible.
Néstor García Canclini dice en el prólogo de Inventarios, que Goldstein "no es el reportero encargado de ilustrar la noticia. Es el interesado de las expectativas de los ciudadanos y que vuelve cuando todo pasó o no pasó para fotografiar los desechos, carteles que perdieron sentido y también a los fotógrafos nocturnos dedicados a lo que quedó de la decepción. En vez del acontecimiento espectacular, la preparación y los efectos".

(SIGUE EN LA REVISTA)
 

contenidos relacionados

SARA GALLARDO / Sara y las Saras 2019 GF #20 (2018)

SARA GALLARDO / Sara y las Saras

Sara, la sin tiempo. Escribe en un jardín, dice que es su maestro. Y no miente, sus palabras son botánicas. Lo obvio, lo humano, la aburría. Su original manejo del lenguaje; su displicente decir literario; su poética desparramada como falsos accidentes en la narrativa; su humor oscuro, traicionero; su jardín, el maestro.
Seguir leyendo
AMALIA SATO /  Las palabras y las cosas 2019 GF #20 (2018)

AMALIA SATO / Las palabras y las cosas

Amalia Sato se considera traductora, docente, abuela. Omite decir que: en cuanto traductora, es además una intérprete oportuna de las intenciones artísticas y literarias de otros; en tanto docente, de cada reunión uno se lleva consigo una idea nueva (como tirarse el IChing y apoyarle la copa de vino arriba mientras se sigue conversando de viajes y películas); y como abuela, si es tan pedagógica, brillante y lúdica como cuando practica kamishibai, entonces es la tutora y cómplice perfecta.
Seguir leyendo
   PORFOLIO: Marie Baudet 2019 GF #20 (2018)

PORFOLIO: Marie Baudet

 Las ilustraciones de esta artista francesa podrían ser las de aquellos cuentos de la infancia de quienes nacimos en los ochenta. Hay muchas familias (Álbum de familia), algunos no tienen ojos, nariz ni boca. Están presentes, pero no se los puede identificar del todo. Hay besos, abrazos, cuerpos que se entrelazan (Historias de amor)
Marie Baudet nació en La Rochelle y ahora vive en París. Es una graduada de la escuela de cine y también estudió Diseño Gráfico en Gobelins.
El realismo implícito de sus creaciones sin rostro nos sumerge en una nostalgia feliz y despierta nuestras emociones. Estas obras, con sus detalles profusos y precisos, realmente nos llevan de viaje.

www.hyperbaudet.com
Seguir leyendo